Alejandría también es conocida como «la Perla del Mediterráneo». Está situada a 216 km al norte de El Cairo (yendo por la carretera agrícola) o a 220 km (tomando la carretera del desierto).

Es por excelencia el lugar elegido por el egipcio para pasar sus vacaciones. El turismo en Alejandría está en permanente auge.

En los meses de verano se vuelve mucho más abierta, se transforma, pero sin llegar a alcanzar la libertad de las ciudades de occidente.

El ambiente nocturno se encuentra junto a los hoteles turísticos.

Durante el día, sin embargo, las mujeres todavía se bañan con los trajes largos de principios del siglo pasado.

Hasta que se fundó El Fustat (El Cairo), Alejandría fue la capital de Egipto. Hoy es la segunda ciudad más grande del país.

Posee el mayor puerto. En él atracan los cruceros que recorren el Mediterráneo y se concentra el grueso de las importaciones y exportaciones de Egipto.

¿Cómo es el tiempo en Alejandría?

El clima de Alejandría es mediterráneo. De mayo a octubre, seco y cálido.

Junio, julio y agosto son los meses de temporada alta, y también los de temperaturas más altas.

De noviembre a abril el tiempo es moderado. La temporada de lluvias transcurre en diciembre y enero.

MesTemperatura mínima (°C)Temperatura máxima (°C)
Enero918
Febrero919
Marzo1121
Abril1424
Mayo1727
Junio2129
Julio2330
Agosto2431
Septiembre2230
Octubre1828
Noviembre1424
Diciembre1020

Lugares turísticos de Alejandría

¿Qué visitar en Alejandría? Revisa qué conocer en la ciudad y cuáles son los mejores destinos de la costa y los alrededores.

Qué ver en Alejandría

Playas de la costa este

Playas de la costa oeste

Marsa Matruh

El Alamein

Historia de Alejandría

Alejandría bajo el poder griego

En el año 332 a.C., un joven macedonio aprovechó la falta de resistencia de Darío III, el faraón gobernante en aquel tiempo, y se hizo con el poder.

Al regresar del oasis de Amón (Siwa), Alejandro Magno decidió instaurar una ciudad en la aldea de Rhacotis, entre la isla de Pharos y el lago Mareotis (Maryut).

Así nacía Alejandría, con 5,1 km de longitud y 1,7 km de anchura. Dos vías principales de 30 metros de ancho, adornadas con columnas, se cruzaban en ángulo recto con otras muchas.

Alejandro Magno dejó Egipto en manos de Ptolomeo Sóter, hijo de Lagos (primero de la dinastía de los ptolomeos), hasta que volviera de sus viajes de conquistas por Asia. Este reemplazo, inadvertido por muchos, ayudó a engrandecer la ciudad.

Ptolomeo Sóter construyó la famosa Biblioteca de Alejandría, que albergó más de 400.000 rollos. Zenodoto, Calímaco y Eratóstenes fueron sus primeros directores.

Según el testamento de Alejandro Magno, su entierro sería en el templo de Amón, en el oasis de Siwa, pero por causas políticas su tumba se halla en la propia Alejandría.

La lengua griega dominó poco a poco sobre la egipcia. Se instauró por ejemplo en la escuela alejandrina, a la cual asistieron los mejores sabios de la época: Demetrio de Farela, Zenodoto, Aristarco, Timarco, Arístides, Euclides, Diofante, Eratóstenes, Estrabón y un largo etc.

Alejandría bajo el poder romano

César, en el 48 a.C., se apoderó de la ciudad. Su ejército hizo una verdadera masacre. Incendió la mejor biblioteca de la antigüedad, cuna de numerosos científicos.

Cleopatra VII,  que detentaba el poder, lo mantuvo al convertirse en la mujer de César. Y lo conservó incluso cuando este murió. Marco Antonio, su sucesor, fue su segundo marido.

Pero tras nuevos problemas políticos en Roma, Octavio arremete en una batalla naval y destroza al ejército de Marco Antonio. Es coronado emperador y se hace llamar Augusto. Así empieza el mandato romano en Egipto.

Hacia el año 280, se construyó el renombrado Faro de Alejandría, que llegó a ser una de las siete maravillas del mundo antiguo. Su arquitecto fue Sostrato de Cnido. Las monedas de los tiempos de Adriano llevaban la efigie del faro estampada en una de sus caras.

Por esos años se edificó también el hermoso museo o templo de las Musas, en el que se reunían sabios y filósofos de la época.

Descubre qué ver en Alejandría.

Con el paso de los siglos, Alejandría se debilitó. Con la llegada del cristianismo se hizo cristiana. Todos los monumentos previos se destruyeron.

Más tarde, en el siglo VII, llegaron los árabes, y como no lograron explotar la ciudad a nivel comercial, cerraron su puerto.  

Alejandría en la Edad Moderna

El declive se acentuó cuando los portugueses descubrieron el paso de Buena Esperanza, en 1498,  y con la preferencia por parte de los venecianos de las especias de Lisboa, por lo que dejaron de pisar tierras egipcias.

Los turcos conquistaron la ciudad en 1517. Tras más de dos siglos de relativa estabilidad, Napoleón Bonaparte tomó por asalto Alejandría el 2 de junio de 1798. La ciudad solo contaba con 7.000 habitantes.

Alejandría en la Edad Contemporánea

Mohammad Ali asumió el poder en 1806. Abrió el puerto e instauró una nueva era de comercio con occidente, seguida de una expansión de nuevas construcciones de estilo europeo.

Alejandría, poco a poco, se convierte en la segunda ciudad del país y en una de las regiones más cautivantes de Egipto.